Autores:

Lic. Julio Sánchez y Tépoz
Comisionado de Fomento Sanitario

Lic.  Gibran Alejandro De La Torre González
Director Ejecutivo de Fomento Sanitario

Lic. Gabriela Ibarra Cruz
Q.F.I. Diana Flores Huanosta
Lic. Irais Portillo Cancino
Lic. Josefina Castellanos Bravo
Ing. Hugo Alejandro Pech Tematzazi
Comisión de Fomento Sanitario

 

Para muchos es molesto e incómodo salir a restaurantes, bares, antros, reuniones o a una fiesta y encontrarse con personas que están fumando, pero. ¿Realmente sabes qué daños causa el humo de tabaco?

 

Se ha comprobado que el tabaco no sólo daña la salud de las personas que fuman,  también a las  que están expuestas a su humo, produciéndoles daños que pueden llegar a ser mortales. Lo peor es que se propaga y permanece en el ambiente mucho tiempo después de que el cigarro se apaga.

 

Un fumador pasivo o fumador involuntario es aquella persona que no fuma, pero que está expuesta al humo del cigarro. Si tú eres uno de ellos y te encuentras cerca de personas que fuman, además de respirar el aire contaminado, tu cabello, cuerpo y ropa se impregnarán del aroma de tabaco y con ello algunas partículas que representan un riesgo para tu salud.

 

Para que tengas una idea de las partículas a las que te expones, es necesario que sepas que un cigarro se compone de 4,500 agentes químicos y que de ellos al menos 40 propician algún tipo de cáncer; además, pueden generar dolores de cabeza, ansiedad, mareo, irritaciones de mucosas en nariz y garganta y algunos padecimientos cardio-pulmonares, neurológicos y alergénicos.

 

Como te puedes dar cuenta, el problema de la exposición al humo del tabaco no es sencillo y éste no se soluciona únicamente con la disminución de su consumo. Por eso es importante crear conciencia en la población.

Como primer paso para lograrlo, el 30 de mayo de 2008 se publicó la Ley General para el Control del Tabaco (LGCT) y el 31 de mayo de 2009 su Reglamento, en ambos se señalan las condiciones los establecimientos deben cumplir para proteger a la población de la exposición al humo de tabaco.

 

Las primeras acciones van orientadas a crear espacios libres de humo, no como una medida discriminatoria, sino para respetar los derechos de aquellos que no son fumadores. Es importante aclarar que la Ley no prohíbe fumar, sólo exige espacios adecuados para aquellos que desean hacerlo.

 

Algunas de las características con las que los establecimientos deben cumplir, son: estar al aire libre o en espacios cerrados que cuenten con mecanismos de purificación, para evitar que el aire contaminado por el humo de tabaco se traslade a los espacios libres del mismo y evitar que estas áreas sean paso necesario para los clientes, personal o público en general.

 

Otra de las acciones que se han realizado consiste en la firma del Convenio Marco Para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS), donde se promueve la inclusión de pictogramas y advertencias sanitarias en el empaquetado y etiquetado de los productos del tabaco, como una medida para reducir el consumo.

 

Los pictogramas y advertencias sanitarias que figuran en el empaquetado y etiquetado de los productos de tabaco rotan cada tres meses y hacen énfasis a imágenes e información alusiva a los efectos de las sustancias nocivas para la salud, con lo que se pretende generar conciencia en la población. Una imagen vale más que mil palabras.

 

Si alguna vez has tenido una cajetilla de cigarros en tus manos, te habrás dado cuenta que las imágenes y texto abarcan una amplia sección, esto se debe a que el Convenio indica que los pictogramas y advertencias sanitarias deberán ocupar 30% de la cara frontal de la cajetilla, 100% de la cara posterior y 100% de una de las caras laterales, ocupando en promedio el 65% de las dos superficies expuestas.

 

Sin embargo no todo se trata de leyes y reglamentos, también es importante brindar atención a aquellas personas que tienen la intención de dejar de fumar, para ello existe el Centro de Atención Ciudadana contra las Adicciones (CONADIC), que tiene el fin de sensibilizar, orientar y atender a personas con problemas de adicción al tabaco y se puede contactar a través del siguiente número gratuito 01 800 911 2000 y la página electrónica www.conadic.gob.mx.

 

 Principales Resultados

En materia de tabaco se han realizado las siguientes acciones:

Integración de equipos con la finalidad de orientar a los propietarios de establecimientos para que cumplan con la Ley General para el Control del Tabaco y su Reglamento.

Elaboración de materiales que ayuden en el cumplimiento de la Ley y a identificar espacios libres de humo de tabaco (guía, señalética).

Visitas a puntos de venta para evitar la venta de cigarros por unidad o a menores de edad.

Entre 2011 y 2015 se realizó el decomiso de 206,272,382 millones de cigarros.

Atención de denuncias.

 

Una de las medidas preventivas a la exposición al humo de tabaco, además de la disminución del consumo del mismo, es la participación ciudadana. Si detectas que un restaurante, antro, hotel u otro espacio público, no cuenta con espacios exclusivos para fumadores, realiza una denuncia ciudadana, queja o sugerencia a las autoridades correspondientes, para ello puedes comunicarte al teléfono 01 800 033 5050 de acceso gratuito o ingresando a la página de COFEPRIS www.cofepris.gob.mx en la sección de Denuncias Sanitarias. En ambos casos la denuncia será anónima. Recuerda, tu ayuda es importante; también se pueden hacer denuncias sobre sitios de comercio ilícito, cigarros ilegales y venta de cigarros a menores de edad.

 

Señalética que deben exhibir los establecimientos para el cumplimiento de la normatividad vigente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Recomendaciones para el cuidado de la salud en el día a día.


VIDEOS

 

LO MÁS RECIENTE

AGUA SALUDABLE

 

CLÍNICAS PATITO

 

TE RECOMENDAMOS