Ing. Ruth Fabiola Martínez Campos
Dictaminador

Q.F.B. Adriana Martínez Martínez
Gerente de Medicamentos Alopáticos

 

 

Las Fórmulas para Alimentación Enteral Especializada son insumos para la salud con propósitos de uso especiales,  para ser usados bajo la supervisión de un profesional de la salud, como podría ser un médico y/o un nutriólogo. Su vía de administración es oral para ser deglutido o enteral cuando se administra en algún sitio del conducto digestivo, se diferencian de los suplementos alimenticios, ya que estos últimos tienen como intención incrementar la ingesta dietética total, complementarla o suplir alguno de sus componentes.

 

Palabras clave:Enteral, oral, alimentación, fórmulas

 

Dentro de la gama de insumos para la salud considerados en el R.I.S. (Reglamento de Insumos para la Salud), se encuentran las Fórmulas de Alimentación Enteral Especializada”, de las cuales seguramente has oído hablar y hasta hace poco tiempo algunas de ellas se comercializaban como “suplementos alimenticios”. Pero distingamos las diferencias entre lo que es un alimento, un suplemento alimenticio y una fórmula para alimentación enteral especializada.


Primeramente encontramos en la Ley General de Salud que un alimento es “cualquier sustancia o producto, sólido o semisólido, natural o transformado, que proporcione al organismo elementos para su nutrición”, estos sin estar relacionados a una condición médica especial.


Por otro lado están los suplementos alimenticios, definidos también en la Ley General de Salud como “productos a base de hierbas, extractos vegetales, alimentos tradicionales, deshidratados o concentrados de frutas, adicionados o no, de vitaminas o minerales, que se pueden presentar en forma farmacéutica, (es decir cápsulas, tabletas, soluciones, etc.) y cuya finalidad es el incremento de la ingesta dietética total, complementándola o supliendo alguno de sus componentes”, esto es, únicamente el poder incrementar algún nutrimento que en nuestra dieta diaria no estemos consumiendo habitualmente o que estemos consumiendo en menor cantidad que la recomendada. Al  consumir estos productos, no se está buscando un fin terapéutico, ya que los suplementos alimenticios no pueden contener sustancias con acción farmacológica reconocida, ni se les pueden atribuir propiedades terapéuticas, preventivas o rehabilitatorias.
Finalmente, están las “Fórmulas para Alimentación Enteral Especializada”, que es el tema que nos ocupa en el presente artículo, que por su uso y composición, están dentro de los insumos para la salud.


A continuación describimos algunas de sus características:


Tienen como intención primordial ser un apoyo nutricional en el tratamiento de diferentes padecimientos, enfermedades o algún desorden médico permanente o temporal, como: diabetes, anorexia, problemas gastrointestinales severos, desnutrición, sólo por mencionar algunos ejemplos.


Estas fórmulas son administradas por la boca para ser deglutidas o en cualquier parte del tracto digestivo con la ayuda de una sonda, tubo o catéter, que libera los  nutrientes más allá de la cavidad oral o directamente al estómago, cuando así se requiere.


Son productos que por su propósito, están diseñados para ser usados bajo supervisión médica o de algún profesional de la salud como un nutriólogo, pueden tener uso en clínicas, hospitales o en algún otro lugar de cuidados médicos, de acuerdo a lo que indique el profesional de la salud.


En su etiquetado tienen leyendas precautorias, esto es, que de acuerdo a su composición, pueden ser  aptos para personas con galactosemia, fenilcetonuria, celiacos o alguna otra condición especial.


Están formulados y procesados especialmente para pacientes con requerimientos específicos por una condición médica concreta. Las fórmulas para alimentación enteral pueden estar compuestas por carbohidratos, proteínas, lípidos (grasas), vitaminas. Muchos de estos nutrientes tienen características específicas, dado que son resultados de los avances tecnológicos e innovaciones de estudios científicos.
Por otro lado, es importante aclarar que la “alimentación enteral” o “nutrición enteral” propiamente dicha, es una técnica para proporcionar soluciones con nutrimentos o productos para este propósito, como pueden ser en este caso, las fórmulas para alimentación enteral especializada, en el aparato digestivo a través de dispositivos médicos, como sondas que pueden pasar a través de la nariz (nasogástrica o nasoenteral) o a través de la pared abdominal (gastrostomías, yeyunostomías), botones gástricos.


En Estados Unidos la FDA (Food and Drug Adminstration) por sus siglas en inglés, los conoce como “Alimentos Médicos” o Medical Foods y los define como alimentos que son formulados para ser consumidos o administrados completamente bajo supervisión médica, los cuales están dirigidos intencionalmente a una enfermedad o condición con un requerimiento nutricional característico, basados en un reconocimiento científico mediante una evaluación médica. La FDA no les aplica la regulación de medicamentos.


En Europa son conocidos como “Alimentos para fines medicinales especiales”, elaborados o formulados especialmente para el tratamiento dietético de pacientes y deben utilizarse exclusivamente bajo supervisión médica, destinados a la alimentación exclusiva o parcial de pacientes con capacidad limitada o deteriorada para tomar, digerir, absorber o metabolizar alimentos ordinarios, que por una dieta normal no se pueden adquirir.


Aunque la regulación existente de la FDA en Estados Unidos y la regulación en Europa las consideran en el rubro de “alimentos”, estas fórmulas para alimentación enteral siempre deben estar bajo vigilancia de un profesional de la salud, ya sea médico, nutriólogo o alguna otra persona calificada,  dado el impacto  adecuado de soporte nutricional que representan. Así mismo, no están exentas de cumplir con las exigencias de calidad y eficacia para el propósito al que están destinadas.


Como te puedes dar cuenta, el avance actual en el desarrollo tecnológico para la preparación y administración de nutrientes, se ha especializado contribuyendo de manera directa para evitar posibles complicaciones hospitalarias y en la pronta recuperación de los pacientes que lo requieran.

 

Referencias:

    1. Food and Drug Administration, Compilance Program Guidance Manual Program 7321.0002
    2. Farmacopea de los Estados Unidos Mexicanos, undécima edición, 2014.
    3. Ley General de Salud
    4. Reglamento de Insumos para la Salud
    5. Reglamento de Productos y Servicios


 

 

 

Recomendaciones para el cuidado de la salud en el día a día


VIDEOS

 

LO MÁS RECIENTE

 

COPAS MENSTRUALES

 

5 PRINCIPIOS 15 ACCIONES

 

DIFERENCIA ENTRE MEDICAMENTOS DE LIBRE VENTA Y CON RECETA

RECOMENDACIONES EN RESTAURANTES Y BARES

 

 

IMPORTANCIA DEL ASEGURAMIENTO DE CALIDAD EN LAS MEDICIONES ANALÍTICAS

 

 

TE RECOMENDAMOS