Autores:

Lic. Álvaro Israel Pérez Vega
Comisionado de Operación Sanitaria
Ing. José Noé Lizárraga Camacho
Director Ejecutivo de Dictamen Sanitario
QA. Gustavo Medina Alonso
Gerente de Dictamen de Productos y Servicio de Uso y Publicidad

 

Durante la temporada de vacaciones se incrementa el consumo de alimentos y bebidas alcohólicas en restaurantes y bares. Es importante que conozcas qué revisar en alimentos preparados y listos para su consumo, así como en las bebidas alcohólicas, para disminuir la exposición a alimentos en malas condiciones y bebidas alcohólicas de dudosa procedencia y así reducir la incidencia de enfermedades relacionadas al consumo de estos productos.

Palabras clave: alimentos preparados, bebidas alcohólicas, inocuidad, verificación, vigilancia.

En días festivos y en periodos vacacionales se incrementa significativamente la demanda de los servicios de bares y restaurantes; con ello aumenta el consumo de alimentos y bebidas alcohólicas. Si a esto le sumamos las altas temperaturas que predominan en el verano en la mayor parte del país, se pueden generar las condiciones que afectan la inocuidad de los alimentos, en particular los frescos y los que requieren condiciones especiales de temperatura, tanto crudos como procesados (cocidos, hervidos, etc.). Lo anterior representa un riesgo a la salud de los consumidores.


Las Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETA) pueden generarse a partir de un alimento por deficiencias en su preparación, malas prácticas de higiene o materias primas de dudosa calidad, así como por el uso de agua contaminada. Las ETA son llamadas así porque el alimento actúa como vehículo de transmisión de organismos dañinos y de sustancias tóxicas.


Por otro lado, la regulación en materia de bebidas alcohólicas está relacionada con la autenticidad en su producción (Buenas Prácticas de Fabricación -BPF- y especificaciones sanitarias), etiquetado conforme a la NOM-142-SSA1/SCFI-2014, Bebidas alcohólicas. Especificaciones sanitarias. Etiquetado sanitario y comercial; así como la prohibición de su venta a menores de edad en términos del artículo 220 de la Ley General de Salud. La deficiencia en el cumplimiento de la regulación sanitaria expone al consumidor a la ingesta de bebidas alcohólicas de dudosa procedencia con presencia de contaminantes inherentes al proceso (materia extraña, metanol y aldehídos, entre otros), así como la falta de elementos en la etiqueta que comuniquen el riesgo del consumo del producto para ciertos sectores de la población.


La COFEPRIS realiza de manera regular la vigilancia sanitaria de establecimientos que proporcionan el servicio de alimentos y que expenden bebidas alcohólicas, verificando las condiciones sanitarias generales en áreas de preparación y consumo, la autenticidad de las bebidas alcohólicas y que no se expendan a menores de edad.


Es de suma importancia que los consumidores participen en la vigilancia de estos establecimientos, presentando denuncias en aquellos casos en los que se identifiquen riesgos a la salud;  de esta forma no sólo protegen la salud de su familia, sino que fortalecen una adecuada prestación de servicios en beneficio de todos los consumidores.


La COFEPRIS recomienda considerar los siguientes puntos como prioritarios cuando nos disponemos a consumir alimentos:

 

    Los establecimientos deben mostrar orden y limpieza, tanto las áreas de consumo y preparación de alimentos, como el personal.

    No debe existir evidencia de la presencia de fauna nociva (insectos, pelos, excretas,  etc.).

    Los baños deben estar limpios y con buen flujo de agua.

    Se debe contar con lavabo para el lavado de manos, provisto de jabón y material o equipo para el secado.

    En productos preparados y listos para su consumo, revisar: apariencia, textura, olor y color. Cada uno de estos parámetros o la suma de ellos pueden darnos un primer indicio de posibles alteraciones de los alimentos y/o bebidas.

    Los alimentos preparados, listos para servir y los que se encuentran en barras de exhibición, deben cumplir con lo siguiente:

a) Los que se sirven calientes, mantenerse a una temperatura mayor a 60°C.
b) Los que se sirven fríos, a una temperatura de 7°C o menos.

    Revisar que las barras de servicio para buffet y venta de alimentos preparados cuenten con las instalaciones necesarias para mantener los alimentos a las temperaturas correctas.

    En la exhibición de alimentos preparados, éstos deben permanecer cubiertos, a fin de evitar su contaminación.

    Evitar el consumo de alimentos en puestos ambulantes y siempre lavarse las manos antes de consumirlos.

 

En materia de bebidas alcohólicas, considerar las siguientes medidas de prevención:

    Evita el consumo excesivo de bebidas alcohólicas.

    En consumo por copeo, solicita que te sirvan de la botella y revisa los puntos de seguridad, que también son útiles al adquirir botellas nuevas.

    La tapa de la botella no debe girar, escurrir contenido ni estar abollada.

    Fíjate que la etiqueta esté bien impresa, bien colocada, que no sea copia fotostática y que tenga número de lote. Si se deprende fácilmente o se despinta, evita su  consumo.

    Mira a contraluz el contenido para detectar presencia de materia extraña, como basura o elementos flotantes.

    Que el olor de la bebida no tenga similitud con alcohol de curación.

    Que el precio de las bebidas no sea ridículamente bajo.

    Que presente el marbete del SAT. Se recomienda contar con la aplicación que el SAT ha puesto a disposición de la población para verificar la procedencia del producto.

    Los bares, antros y discotecas deben contar con un procedimiento para verificar la edad de sus clientes.

    Si detectas anomalías, denuncia a la COFEPRIS al teléfono 01-800-033-50-50 o en la página www.cofepris.gob.mx.

     

A nivel nacional, en 2015 y en lo que va del 2016, se realizaron 98,402 visitas de verificación de condiciones sanitarias en establecimientos que elaboran alimentos, de las cuales se aplicó suspensión de trabajos a 946. Adicionalmente, en establecimientos donde se expenden bebidas alcohólicas se han realizado 40 operativos en conjunto con el SAT y la PGR, visitando 78 establecimientos, aplicando  suspensión  a 31 de ellos.
Estas acciones son permanentes para proteger a la población de riesgos sanitarios e incidir en la disminución de enfermedades trasmitidas por alimentos.
Siguiendo estos sencillos pasos, contribuyes al cuidado de tu salud, disfrutas de los servicios y llevas a bien tus vacaciones.

 

Referencias:

    1. Ley General de Salud, Publicado en el DOF el 9 de julio de 1984. Últimas reformas publicadas el 1 de junio de 2016
    2. REGLAMENTO DE CONTROL SANITARIO DE PRODUCTOS Y SERVICIOS, Publicado en el DOF el 9 de agosto de 1999. Última reforma publicada en el DOF el 14 de febrero de 2014.
    3.NORMA Oficial Mexicana NOM-251-SSA1-2009, Prácticas de higiene para el proceso de alimentos, bebidas o suplementos alimenticios.
    4. NORMA Oficial Mexicana NOM-142-SSA1-1995, Bienes y servicios. Bebidas alcohólicas. Especificaciones sanitarias. Etiquetado sanitario y comercial.

 

 

 

 

Beneficios de las acciones que COFEPRIS realiza.


VIDEOS

 

LO MÁS RECIENTE

 

COPAS MENSTRUALES

 

5 PRINCIPIOS 15 ACCIONES

 

DIFERENCIA ENTRE MEDICAMENTOS DE LIBRE VENTA Y CON RECETA

RECOMENDACIONES EN RESTAURANTES Y BARES

 

 

IMPORTANCIA DEL ASEGURAMIENTO DE CALIDAD EN LAS MEDICIONES ANALÍTICAS

 

 

TE RECOMENDAMOS