Autores:

Álvaro Israel Pérez Vega
Comisionado de Operación Sanitaria

 

Pamela Suárez Brito
Directora Ejecutiva de Programas Especiales-COS

José Alejandro Barreiro Isabel
Verificador/Dictaminador Especializado-DEPE-COS

 

Dado que son propensos a sufrir contaminación y a descomponerse rápidamente, es necesario que los pescados y mariscos tengan una serie de controles sanitarios específicos para evitar que sean fuente de intoxicación para los consumidores.

 

Palabras clave: Pescados, mariscos, intoxicación alimentaria, control sanitario, ETA, moluscos bivalvos.

 

Por sus características de composición y el medio en que se desarrollan, los productos pesqueros son propensos a contaminarse, lo que representa un riesgo sanitario para los consumidores, ya sea por provenir de áreas contaminadas por microorganismos patógenos o biotoxinas o por mal manejo posterior a su captura- en embarcaciones, plantas de proceso y/o centros de distribución.


Algunas de las enfermedades de importancia en estos productos son: la salmonelosis, el cólera, la intoxicación por Vibrio parahaemolyticus, la hepatitis A, la intoxicación por histamina y por biotoxinas marinas, padecimientos que van desde cuadros gastrointestinales severos -como la salmonelosis- hasta sintomatología nerviosa grave -como es el caso de algunas biotoxinas- para cuyo control la autoridad implementa medidas como es la veda sanitaria de moluscos bivalvos provenientes de zonas afectadas.


Con la finalidad de evitar estas intoxicaciones, COFEPRIS y el Sistema Federal Sanitario realizaron las siguientes acciones durante el 2015:

16,042 visitas de verificación a establecimientos comercializadores de productos de la pesca.

    15,356 determinaciones analíticas en estos productos.  

    Destrucción de 6,307 kg de productos no aptos para consumo.

    152 suspensiones de actividades de establecimientos y 69 multas aplicadas a particulares.

    14 vedas sanitarias aplicadas en áreas de cosecha.

Dentro de este contexto, debemos recordar las recomendaciones para el consumo adecuado de pescados y mariscos:

 

    Adquirir productos en locales establecidos y con adecuada higiene.

    Verificar la frescura de los productos.

    Mantenerlos en refrigeración o congelación.

    Cocerlos o asarlos adecuadamente.

    Mantener buenas prácticas de higiene (lavado de manos, orden y limpieza) durante su preparación.

Como una manera de garantizar la inocuidad de los productos de la pesca, COFEPRIS otorga  una certificación a los establecimientos que cumplan con las disposiciones sanitarias. Además permite la exportación de estos productos a la Unión Europea, China y los EE.UU., entre otros mercados, lo cual genera ingreso de divisas a nuestro país. Esta certificación garantiza que se comercialicen productos de calidad sanitaria, tanto para el consumo nacional como de exportación, disminuyendo la posibilidad de presentación de enfermedades.


La certificación de COFEPRIS permite el ingreso de productos nacionales a mercados restringidos, como es el caso de EE.UU. para moluscos bivalvos, señalando que el número de plantas que se han certificado se ha incrementado en los últimos años y por tanto, las cantidades de productos exportados. Para el 2015 unas 30,000 toneladas de productos pesqueros fueron exportadas a diferentes países.


Para mayor información puede consultar:


http://www.cofepris.gob.mx/AZ/Paginas/Vigilancia%20Sanitaria/CertAlim.aspx


http://www.cofepris.gob.mx/Paginas/Biblioteca%20Virtual/FolletosYTripticos.aspx

 

 

 

 

Nuestros lectores nos cuentan sobre sus experiencias y dudas en relación a COFEPRIS


VIDEOS

 

LO MÁS RECIENTE

 

 

 

TE RECOMENDAMOS