Autores:

Coordinación General Jurídica y Consultiva
Subdirección Ejecutiva de Legislación y Consulta

 



 

Fecha de publicación: 22 de agosto 2017

La reforma en materia de cannabis marihuana contribuirá a que la población mexicana tenga acceso a medicamentos fabricados con derivados farmacológicos de la cannabis o marihuana, que beneficiarán el tratamiento de determinados padecimientos, siempre y cuando dichos medicamentos cumplan con los requisitos establecidos en la normatividad sanitaria y con un registro sanitario emitido por COFEPRIS, mediante el cual acrediten que las sustancias que contienen y sus procesos de fabricación, demostraron las características de calidad, seguridad y eficacia.

 

Palabras clave: Marihuana, cannabis, THC, medicamentos y médicos.

 

En abril del 2016, el Presidente de la República presentó al Congreso de la Unión la Iniciativa de Reforma a la Ley General de Salud y al Código Penal Federal, a fin de regular el uso y consumo de la marihuana con fines médicos y científicos y así beneficiar a los mexicanos que requieran tratamientos médicos procedentes de la cannabis.


Atendiendo a las formalidades del proceso legislativo, el Proyecto de reforma fue aprobado por la Cámara de Senadores y la Cámara de Diputados, remitiéndose posteriormente al Ejecutivo Federal, para que de conformidad con el artículo 72 Constitucional se formularan las observaciones respectivas y se promulgara y publicara la reforma aprobada.


Con fecha del 19 de junio de 2017 fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el “Decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Salud y el Código Penal Federal”, por virtud del cual se regulan los derivados farmacológicos de la marihuana, especialmente la sustancia activa denominada Tetrahidrocannabidiol (THC), sus isómeros y variantes estereoquímicas.


Asimismo, a través de la reforma se ha eliminado del artículo 237 de la Ley General de Salud, la porción normativa que indicaba a la cannabis sativa, índica y americana o marihuana y que impedía la realización de cualquier actividad de la cadena productiva con la planta y sus derivados, pudiéndose utilizar a la cannabis o marihuana con fines médicos y en la investigación científica.


Aunado a lo anterior, se eliminó a la sustancia denominada THC del listado que refiere la fracción I del artículo 245 de la LGS y se reclasifica en el listado de la fracción II, cuando dicha sustancia se contenga en concentraciones superiores al 1%; se incluye entre las sustancias de la fracción IV, cuando se contenga en concentraciones iguales o menores al 1%; y, se establece en la fracción V del mismo precepto, que los productos que contengan derivados de la cannabis en concentraciones del 1% o menores de THC y que tengan amplios usos industriales, podrán comercializarse, importarse y exportarse.


La reforma incluye una modificación al artículo 290, párrafo primero de la Ley General de Salud, a efecto de determinar que la Secretaría de Salud otorgará autorización para importar estupefacientes, sustancias psicotrópicas, productos o preparados que los contengan, incluyendo los derivados farmacológicos de la cannabis o marihuana, entre los que se encuentran el THC, sus isómeros y variantes estereoquímicas, con fines médicos o de investigación científica.


¿SABÍAS QUE...? El 19 de junio del presente año se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Salud y el Código Penal Federal, mismo que tiene como propósito regular el uso y consumo de la cannabis o marihuana, así como sus derivados farmacológicos con fines médicos, de investigación científica e industrial.

 

Referencias:


Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
Ley General de Salud.
Código Penal Federal.
Diario Oficial de la Federación.


 

 

 

Noticias nacionales e internacionales en materia de salud.


VIDEOS


 

LO MÁS RECIENTE

 

 

 

 

TE RECOMENDAMOS