Autora:

Dennisse Alvarez
Directora General de TekamoloTraducciones

 

Fecha de publicación: 23 de abril 2018

En México, cada fármaco y/o dispositivo médico de origen extranjero debe pasar por un control de autorización muy estricto por parte de la COFEPRIS. Uno de los requisitos es que todos los documentos relacionados con el producto estén redactados en el idioma español, o traducidos a dicho idioma. Por lo tanto, las agencias de traducción juegan un papel crucial durante el proceso de aprobación de fármacos y dispositivos médicos que vienen desde un país no hispanohablante.

 

Palabras clave: traducción especializada, agencias de traducción, dispositivos médicos, industria farmacéutica, COFEPRIS

 

De acuerdo con un artículo publicado por KPMG en el año 2017, la industria farmacéutica en México es el segundo mercado más grande de América Latina, con Estados Unidos como uno de los principales socios comerciales en este sector, así como diversos países del continente europeo y del asiático (1).

 

Para las industrias farmacéutica y médica, lanzar un nuevo producto implica esfuerzos importantes por parte de las compañías. En México cada fármaco y/o dispositivo médico de origen extranjero debe pasar por un control de autorización muy estricto por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), que establece los requisitos necesarios para garantizar la seguridad del consumidor final del producto. Uno de ellos es que todos los documentos relacionados con el producto deben estar redactados en el idioma español, o bien, traducidos a dicho idioma.

 

Pese a su cercanía geográfica y comercial con los Estados Unidos, México es uno de los países de Latinoamérica con peor nivel de inglés, ubicándose en el séptimo lugar de 14 naciones según el estudio “El aprendizaje del inglés en América Latina” elaborado por la empresa educativa Pearson y la organización Inter-American Dialogue (3) en el año 2017. Ni hablar sobre otros idiomas.

 

Es por esto que muchas farmacéuticas recurren a agencias de traducción que sean capaces de traducir las miles de hojas de seguridad, dossiers, instructivos, manuales y publicidad que requieren presentar ante la COFEPRIS para así obtener su visto bueno y poder comercializar el producto (2). Por lo tanto, las agencias de traducción juegan un papel crucial durante el proceso de  aprobación de fármacos y dispositivos médicos que vienen desde un país no hispanohablante.

 

A pesar de que se requiere en muchos sectores comerciales, poco se conoce de la industria de la traducción, de su valor y de la formación que los profesionales que ejercen esta actividad  deben poseer. Traducir también es una ciencia y, dado el nivel de precisión que la industria médica y farmacéutica utiliza, se requiere de un alto desempeño en el sector por parte del personal que ejerce esta ardua tarea. No es suficiente dominar un idioma, sino que se debe ser  experto en el área de especialización en la que se está trabajando, pues el uso de  tecnicismos es extenso y en ocasiones son tan específicos que, si se desconoce el tema, se puede caer en el error de asignarles otro significado, lo que puede repercutir negativamente en la salud del usuario final.

 

Aparte de su papel en la comercialización de productos médicos y farmacéuticos, la traducción tiene un impacto importante en el nivel competitivo de investigación de diversas instituciones mexicanas a nivel internacional. Primero, provee acceso a artículos y publicaciones de los principales actores globales en la medicina y en la farmacéutica que nos mantienen actualizados en los avances en tecnología, prototipos, resultados de pruebas piloto, fases experimentales y pruebas clínicas generados alrededor del mundo y, en un sentido bilateral, brinda la oportunidad a empresas e instituciones mexicanas de investigación de dar a conocer en revistas internacionales de alto impacto sus propios resultados, observaciones y avances en las áreas médica y científica. Lo anterior fomenta el intercambio de conocimientos y opiniones en congresos y simposios de los que surgen iniciativas que aportarán mejoras en la calidad de vida de muchos individuos. Finalmente, la traducción facilita, tanto a empresas como a académicos, la posibilidad de acceder a otros fondos y alternativas de financiamiento para continuar innovando en el sector.

 

La industria de la traducción en México aún es joven. Es importante generar conciencia sobre el valor agregado y los beneficios que el traductor genera para la industria. Asimismo, es necesario trabajar en regulaciones y buenas prácticas para mitigar el riesgo de errores y mejorar la profesionalización de los especialistas en la materia.

 


Referencias:

1. KPMG México. La industria farmacéutica mexicana, actualidades. 2017.

2. COFEPRIS. Lineamientos que establecen los requisitos que se deben cumplir para la acreditación de los certificados de buenas prácticas de fabricación para la solicitud de modificaciones, prórrogas y registros sanitarios de medicamentos. 2016.

3. http://www.elfinanciero.com.mx/nacional/mexico-uno-de-los-paises-con-los-niveles-mas-bajos-de-ingles-de-al.html

 

   

 

Columnas y entrevistas con expertos en materia de salud.


VIDEOS


 

LO MÁS RECIENTE

 

 

 

 

TE RECOMENDAMOS