Autor:
Lic. Marco Antonio Andrade Silva
Titular del Órgano Interno de Control

 

Los actos de autoridad en la vigilancia sanitaria constituyen sin lugar a duda uno de los temas más álgidos en nuestro país, donde han sido estigmatizados por los ambientes que promovían la opacidad, la informalidad, la ilegalidad y el consumo irresponsable, por ello, es indispensable implementar esquemas que impulsen la transparencia, la legalidad y la rendición de cuentas.

En ese sentido, el OIC ha implementado un Esquema de Acompañamiento Preventivo a las Visitas de Verificación Sanitaria, con la finalidad de vigilar el estricto cumplimiento de los procedimientos, impulsando la transparencia y la legalidad de las visitas, evitando posibles actos irregulares o de corrupción.

 

Palabras clave: Fiscalización, prevención, transparencia, legalidad y rendición de cuentas.

 

Mucho se habla en nuestros días de la implementación de los principios de transparencia, legalidad y rendición de cuentas en las acciones que implican las políticas públicas de nuestro país.

 

Dichos principios se han consolidado como la respuesta idónea de los gobernantes a diversas demandas de la sociedad, de forma tal que la tendencia política es impregnar estos principios en cada actividad gubernamental, si lo que se desea es hacer patente una democracia renovada donde se exhiba la existencia de un gobierno totalmente abierto.

 

Esta tendencia toma fuerza cuando se trata de actos de molestia que despliega el Estado, con la finalidad de asegurar el bien común en una sociedad, más aún cuando se trata de un bien jurídicamente tutelado como lo es la salud.

 

Así, cada Estado, a través de las leyes, reglamentos y demás disposiciones jurídicas y administrativas, faculta a una autoridad para regular en mayor o menor medida a sus gobernados en los sectores económicos donde ofrecen productos y servicios a la sociedad que inciden directamente en la política pública de salud y de la cual dependen otros factores de desarrollo de una nación.

 

En efecto, los actos de autoridad en la vigilancia sanitaria constituyen, sin lugar a duda, uno de los temas más álgidos en nuestro país, donde han sido estigmatizados por los ambientes que promovían la opacidad, la informalidad, la ilegalidad y el consumo irresponsable, al margen inocuo de la autoridad sanitaria y de los órganos fiscalizadores de la función pública.

 

En México a partir de 2011, se ha generado un gran cambio en la concepción de las tareas de regulación sanitaria que despliega la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), lo cual ha implicado un reforzamiento de las actividades de vigilancia sanitaria para evitar o contener riesgos que incidan en la salud de la población, no sólo para incrementar de manera exponencial las acciones de supervisión, sino también para hacerlas más efectivas y eficientes.

 

Ante este escenario, desde el 2013 el Órgano Interno de Control (OIC) en la COFEPRIS adoptó una postura preventiva, lo que se tradujo en la implementación del esquema de acompañamiento en las visitas de verificación sanitaria, con la finalidad de fortalecer la transparencia, la legalidad y la rendición de cuentas en estas actividades. Dicho esquema implica que el personal del OIC acuda de manera aleatoria a la apertura, desarrollo o cierre de las visitas de verificación sanitaria practicadas por los verificadores de la COFEPRIS en cualquier parte del territorio nacional, con la finalidad de observar el proceso de verificación, eliminando así, espacios de discrecionalidad.

 

En estos acompañamientos, que hasta ahora suman 82, el personal del OIC aplica una encuesta al visitado, a fin de evaluar la actuación de los verificadores sanitarios federales encargados de la visita y conocer si durante el trascurso de la misma existió algún acto irregular.

 

Al día de hoy, los verificadores sanitarios federales que laboran en la COFEPRIS han alcanzado una calificación promedio de 90 puntos, lo que nos indica que están actuando apegados a los procedimientos establecidos en la Ley General de Salud, los reglamentos y los manuales, y que además, están operando de manera transparente.

 

Este esquema de acompañamiento se traduce en grandes beneficios para la sociedad, la propia autoridad sanitaria y también para el OIC.

 

• Para la sociedad, este esquema ofrece la oportunidad de evaluar la actuación del verificador sanitario que los visita y reportar aquello que consideren irregular o incluso, si es el caso, denunciar algún acto de corrupción al personal de la contraloría interna. La simple posibilidad de que el personal del OIC pueda acudir a la visita de verificación, inhibe conductas irregulares generando transparencia en la operación.

• Para la autoridad sanitaria este esquema representa la herramienta idónea para acotar al máximo la discrecionalidad de los verificadores sanitarios, al impulsar la estricta aplicación de los procedimientos y abriendo la posibilidad de detectar necesidades de capacitación y profesionalización.

• Otro beneficio para los verificadores sanitarios es que, bajo este esquema, un tercero, llámese Secretaría de la Función Pública, certificará su actuación, dando fe de la transparencia y estricto apego al procedimiento establecido en las leyes, reglamentos y manuales.

• Por otra parte, para el OIC esta medida representa la posibilidad de fiscalizar en tiempo real una actividad de alto impacto en la sociedad, desincentivando conductas irregulares que pudieran terminar en procedimientos de responsabilidades administrativas, evitando el alto costo que representa el litigio de estos asuntos.

 

Es importante mencionar que este esquema de acompañamiento está siendo transferido al Sistema Federal Sanitario, conformado por todas las entidades federativas de la República Mexicana, mismas que coadyuvan con la COFEPRIS en las actividades de protección contra riesgos sanitarios.

 

Al día de hoy, los estados de Baja California, Baja California Sur, Hidalgo, Jalisco, Puebla, Tabasco, Tamaulipas y Zacatecas han firmado con el OIC el “Acuerdo para el Acompañamiento Preventivo en Verificaciones Sanitarias e Intercambio de Información”. Los estados de Chiapas y San Luis Potosí aprobaron el Acuerdo y en próximas fechas estarán suscribiendo dicho instrumento.

Se tiene programado que durante 2016, todas las entidades federativas de la República Mexicana implementen este esquema en sus administraciones, de tal forma que los órganos fiscalizadores den cobertura aleatoria a las visitas de verificación sanitaria que se practiquen en sus respectivos territorios.

 

Con estas acciones, el Órgano Interno de Control en la COFEPRIS coadyuva a que las políticas públicas en materia de salud, específicamente en lo que respecta a la protección contra riesgos sanitarios, se estén impregnando de transparencia y legalidad, lo que consecuentemente repercute en una mejor rendición de cuentas a la población de nuestro país.

 

 

 

En esta sección encontrarás temas de política pública en salud.


VIDEOS

 

LO MÁS RECIENTE

PUBLICIDAD DE ALIMENTOS

 

JUGUETES TÓXICOS

 

SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS

 

EL LABORATORIO EN LA CALIDAD DE LOS ALIMENTOS

 

TE RECOMENDAMOS