Lic. Álvaro Israel Pérez Vega
Comisionado de Operación Sanitaria

Dr. Juan Carlos Gallaga Solórzano
Comisionado de Autorización Sanitaria

Ing. Aldo Verver y Vargas
Director Ejecutivo de Programas Especiales

Lic. Brenda González Morales
Directora de Área en la Comisión de Autorización Sanitaria

 

 

 

 

 

Uno de los objetivos primordiales de regulación publicitaria para la COFEPRIS es proteger a la población de mensajes publicitarios que promuevan hábitos y conductas relacionadas con riesgos sanitarios, principalmente, en población vulnerable, lo que implica que en todas las decisiones y actuaciones del Estado, éste velará y cumplirá con el principio del interés superior de la niñez, garantizando de manera plena sus derechos. Los niños y las niñas tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral.

Palabras clave: Publicidad, Alimentos, Información, Veraz, Niños, Obesidad.

 

En México, el derecho a la salud es reconocido en el artículo 4° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el cual establece que toda persona tiene derecho a la protección de la salud, garantía constitucional que está ligada al derecho a la información, la cual también se incluye en nuestra Constitución en el artículo 6° como un elemento imprescindible en el desarrollo del ser humano, ya que aporta elementos que permiten el acceso a la información veraz y oportuna, para que esta pueda orientar su acción en la sociedad.

 

El reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Publicidad define a la publicidad como “la actividad que comprende todo proceso de creación, planificación, ejecución y difusión de anuncios publicitarios en los medios de comunicación, con el fin de promover la venta o consumo de productos y servicios que una empresa ofrece en el mercado.” La publicidad es importante para el buen funcionamiento del mercado, porque contribuye a que los compradores o adquirentes de bienes y servicios puedan conocer la existencia de nuevos productos, así como la calidad y seguridad de los bienes o de la prestación de servicios o puedan simplemente recordar la existencia de productos ya conocidos con los que pueden satisfacer sus necesidades.

 

Uno de los objetivos primordiales de regulación publicitaria para la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), es proteger a la población de mensajes publicitarios que promuevan hábitos y conductas relacionadas con riesgos sanitarios, principalmente en población vulnerable, lo que implica que en todas las decisiones y actuaciones del Estado, éste velará y cumplirá con el principio del interés superior de la niñez, garantizando de manera plena sus derechos. Los niños y las niñas tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral. Este principio deberá guiar el diseño, ejecución, seguimiento y evaluación de las políticas públicas dirigidas a la niñez.

 

De conformidad con el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, el sobrepeso, la obesidad, la diabetes y la hipertensión, han llegado a niveles muy elevados en todos los grupos de la población; según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México ocupa el octavo lugar de obesidad infantil en varones, con una prevalencia de 28.1%, y el cuarto en niñas, con una prevalencia de 29.0%.

 

En el ámbito de la publicidad, en el año 2010, el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” reveló que México era el país con la mayor cantidad de anuncios de alimentos con alta densidad energética, difundidos por televisión. El estudio “La desnutrición infantil y obesidad en la pobreza en México” señala que en 2010 si un niño pasaba en promedio dos horas diarias frente a la televisión habría visto más de 12 mil 400 anuncios de alimentos con alta densidad energética en un año, lo cual hizo necesario robustecer el marco normativo para reducir la exposición de los menores de 12 años ante la publicidad de productos de alto índice calórico.

 

La obesidad infantil es un problema multifactorial que exige una respuesta coordinada de todos los agentes implicados, por lo que el estado, ante la urgencia de proteger a los niños mexicanos en riesgo de desarrollar enfermedades crónicas no transmisibles relacionadas con el sobrepeso y la obesidad y, tomando en consideración el principio del interés superior de la niñez, se publicaron en febrero de 2014, nuevas disposiciones reglamentarias en materia de publicidad de alimentos y bebidas no alcohólicas, en busca de reducir la exposición que los niños tienen frente a la publicidad de productos con un alto contenido calórico.

 

El objetivo de la nueva regulación es definir los horarios y programaciones en los cuales se podrán publicitar los alimentos y bebidas no alcohólicas en televisión abierta y restringida, así como en salas de exhibición cinematográfica.

 

Actualmente, con base en la Estrategia Nacional, se definieron como horarios de audiencia infantil los siguientes:

- Lunes a viernes: de 14:30 a 19:30 h.

- Sábados y domingos: de 7:00 a 19:30 h.

 

También se estableció que solamente podrán publicitarse, en horarios de audiencia infantil, aquellos productos que cumplan con los criterios nutricionales específicos emitidos por la Secretaría de Salud.

 

En este sentido, a partir de julio de 2014 se implementaron nuevos trámites de publicidad para los anunciantes de alimentos y bebidas no alcohólicas, los cuales deberán informar a la Autoridad si su producto se ajusta o no a los criterios nutrimentales a que hace referencia el Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Publicidad, a través de un aviso de publicidad presentado en ventanilla del Centro Integral de Servicios (CIS) de la COFEPRIS.

 

Dichas modificaciones reglamentarias implicaron también actualizar la legislación mexicana en materia de etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas dirigidas al público infantil, en concordancia con las mejores prácticas internacionales. Estas modificaciones han sido acompañadas de un sistema de seguimiento al cumplimiento de las disposiciones establecidas, a través de un estricto monitoreo y seguimiento de análisis a las piezas publicitarias que se difunden, así como la imposición de sanciones.

 

La COFEPRIS exige a los anunciantes que difundan publicidad responsable que no explote la falta de experiencia y la credulidad de los niños, desalentando los mensajes que promuevan hábitos alimentarios incorrectos o el sedentarismo y promoviendo, en cambio, mensajes positivos y propicios para una vida saludable.

 

Como ciudadano, puedes presentar una denuncia sanitaria ante la COFEPRIS sobre publicidad que represente un riesgo o provoque un daño a la salud de la población.

 

Consumidores informados pueden realizar más fácilmente cambios en sus hábitos y en sus patrones de consumo, contribuyendo a la mejora de su salud y a estilos de vida más saludables.

 

Referencias:

1. OMS. Informe sobre la situación mundial de las enfermedades no transmisibles 2010. Resumen de orientación. Ginebra, Suiza, 2011.
2. Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes.
3. Reglamento de la Ley General de Salud en materia de Publicidad.
4. Lineamientos por los que se dan a conocer los criterios nutrimentales y de publicidad que deberán observar los anunciantes de alimentos y bebidas no alcohólicas para publicitar sus productos en televisión abierta y restringida, así como en salas de exhibición cinematográfica, conforme a lo dispuesto en los artículos 22 Bis, 79, fracción X y 86, fracción VI, del Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Publicidad.

 

 

 

Recomendaciones para el cuidado de la salud en el día a día


VIDEOS

 

LO MÁS RECIENTE

JUGUETES TÓXICOS

 

SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS

 

EL LABORATORIO EN LA CALIDAD DE LOS ALIMENTOS

 

TE RECOMENDAMOS