Autores:

Armida Zúñiga Estrada
Comisionada de Control Analítico y Ampliación de Cobertura

Q.B.P. César Omar Gálvez González
Coordinador de proyectos analíticos


La CCAYAC cuenta con métodos basados en análisis genéticos que permiten tener trazabilidad de los aislamientos bacterianos en el país. La información generada es manejada a través de diferentes herramientas, una de ellas es la Red PulseNet Latinoamérica, que aporta a la autoridad sanitaria la capacidad de tomar acciones basadas en evidencia científica y permite comparar información nacional con la de otros países, considerando el control sanitario en la cadena de distribución de alimentos, que se comercializan a nivel mundial.

 

Palabras clave: PULSENET, México, laboratorio, CCAYAC, Enfermedades transmitidas por alimentos, ETA.

 

Dentro de las acciones que realiza la COFEPRIS, en coordinación con el Sistema Federal Sanitario (SFS) conformado por las 32 entidades federativas, se encuentra el monitoreo de productos de consumo humano, vigilando su calidad sanitaria de acuerdo con las Normas Oficiales Mexicanas, para que su consumo no represente riesgos a la salud.

 

Como parte de esta vigilancia sanitaria, los laboratorios que conforman la Red Nacional de Laboratorios de Salud Pública, analizan muestras de agua y alimentos. Cuando se identifican bacterias patógenas -aquellas que causan daño a la salud de las personas- se envían a la Comisión de Control Analítico y Ampliación de Cobertura (CCAYAC) para que se realicen pruebas confirmatorias; con esta información la CCAYAC elabora un banco de datos que sirve como base para conocer cuáles son las principales bacterias que se han identificado en los alimentos y que pueden provocar una enfermedad transmitida por alimentos (ETA).

 

Algunas de estas enfermedades son causadas por la presencia de microorganismos como son Salmonella spp., Staphylococcus aureus, Listeria monocytogenes, Escherichia coli, Enterococos, Coliformes fecales, entre otros, los cuales representan un problema de salud a nivel mundial. Sus consecuencias afectan negativamente el ámbito personal y laboral de las personas y pueden ser de gran impacto social cuando se presentan como brotes epidemiológicos.

En 1996, por iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y con apoyo del Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), se formuló la necesidad de crear una Red de Subtipificación Molecular para la Vigilancia de las ETA (PulseNet por sus siglas en inglés), en América Latina. El objetivo principal de PulseNet es proponer procedimientos estandarizados y homologados, basados en el análisis de genes para crear “huellas moleculares” de los microorganismos causantes de enfermedades, similares a las huellas digitales de las personas, ya que son únicas y pueden ser utilizadas para diferenciar un microorganismo de otro. Estas “huellas moleculares” se convierten en pistas para la investigación de un brote epidemiológico, que nos permiten encontrar al microorganismo causante de haber provocado una ETA, conocer su origen y cómo se ha diseminado y así proponer acciones para controlar y eliminar al microorganismo causante para prevenir más casos de enfermedades.

 

Con esta herramienta se podrá identificar y obtener la trazabilidad de las bacterias que ocasionan enfermedades transmitidas por alimentos o agua, ya que al identificar estas “huellas” se podrán realizar investigaciones en muestras que presuntamente estén asociados a los brotes, por ejemplo de las manos de los manejadores de alimentos y de las superficies de trabajo de los establecimientos. Con dichos resultados de laboratorio se puede demostrar de dónde proviene la bacteria que ocasionó el brote al comparar las “huellas” de cada muestra,  por lo que se podrán tomar medidas para prevenir y evitar la aparición de nuevos casos de estas enfermedades. La comparación de las “huellas” se realiza utilizando la plataforma de PulseNet, permitiendo comparar las bases de datos nacionales y de Latinoamérica.

 

Imaginemos un caso en el que después de una fiesta, veinte personas enferman y presentan malestar estomacal, fiebre y diarrea; en este caso hipotético, al analizar en el laboratorio las muestras de los alimentos consumidos en la fiesta, se identifica en un queso la presencia de una bacteria patógena denominada Salmonella, misma que también se encuentra en muestras de las personas que enfermaron, por lo que se infiere que esta bacteria es la causante del brote de la ETA. Las muestras se envíen en casos como estos a la CCAYAC, donde se realiza el análisis de los genes para lograr obtener la “huella genética” del aislamiento de Salmonella, la cual se compara con las “huellas” de aislamientos previos obtenidos en la vigilancia regular o de brotes anteriores, para conocer el verdadero origen de los microorganismos y determinar acciones específicas que permitan su eliminación.

 

Estas pruebas a nivel de genes, que hoy ya se realizan en la CCAYAC, proporcionan información adicional, como la detección de genes de resistencia a los antimicrobianos, que es un tema de gran interés para las autoridades sanitarias de nuestro país.

 

La CCAYAC, junto con el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), es miembro fundador de la Red PulseNet México. Esta naciente red facilitará la comunicación entre las instituciones para atender los brotes asociados al consumo de alimentos por contaminación microbiana, además de ofrecer las herramientas para el establecimiento de un programa preventivo para la vigilancia sanitaria.

 

La Red PulseNet México es la primera red nacional en América Latina que  involucra a los agentes del sector productivo, regulador y de diagnóstico epidemiológico, contando de esta forma con la visión de toda la cadena productiva desde la producción primaria hasta su consumo final, incluyendo los establecimientos de producción y los centros de distribución. Esta Red PulseNet México, es reconocida y sus laboratorios están certificados ante la Red PulseNet Latinoamérica y esta red a su vez con la Red PulseNet Internacional.

 

Con la implementación y uso de estas herramientas y las metodologías de biología molecular, México se encuentra al mismo nivel que otros países en materia analítica, lo que permitirá tener control de los brotes provocados por el consumo de alimentos contaminados con bacterias patógenas. 

 

Estas acciones que realiza la CCAYAC generan evidencia científica para que la COFEPRIS realice las acciones de vigilancia sanitaria y en un segundo plano favorece el comercio de los productos que se exportan, ya que han sido analizados bajo un sistema de reconocimiento internacional.

 

 

 

Avances técnico-científicos


VIDEOS


 

LO MÁS RECIENTE

 

 

 

 

TE RECOMENDAMOS