Autores:

Lic. Álvaro Israel Pérez Vega
Comisionado de Operación Sanitaria

Pamela Suárez Brito
Directora Ejecutiva de Programas Especiales

Ing. Gabriela Itzel Yong Aragón
Comisión de Operación Sanitaria

 

Fecha de publicación: 02 de febrero 2017

El suministro de alimentos inocuos representa un reto, especialmente al tratarse de productos agrícolas mínimamente procesados, ya que la mayoría de ellos se consumen crudos y a lo largo de su procesamiento pueden encontrarse expuestos a diferentes tipos de contaminación. Con la finalidad de evitar la contaminación de alimentos e impulsar las exportaciones seguras a EE.UU., se ha firmado un acuerdo entre COFEPRIS, SENASICA y la FDA enfocado en la implementación de programas para promover la inocuidad de los productos agrícolas.

Palabras clave: inocuidad, alimentos, exportaciones seguras, Buenas Prácticas de Higiene.


México es uno de los principales socios comerciales de Estados Unidos de América (EE.UU.) debido a la apertura comercial que existe actualmente entre ambos países -a pesar de la coyuntura política que se vive hoy en día- siendo el sector agroalimentario uno de los sectores de mayor impacto, con exportaciones elevadas de frutas y hortalizas de productos como el tomate, aguacate, fresas, espárragos, entre muchos otros. Ante la creciente demanda de alimentos, se requiere implementar Buenas Prácticas Agrícolas y Buenas Prácticas de Higiene, que logren brindar productos inocuos. Es importante mencionar que esta creciente demanda supone una mayor responsabilidad para los productores, empacadores y procesadores de alimentos, ya que a lo largo de toda la cadena de suministro existen una serie de peligros que pueden poner en riesgo la inocuidad de los alimentos y por consiguiente la salud de la población que los consume. Es por esto que las labores de vigilancia sanitaria también deben ser más precisas y oportunas.

 

Se debe poner especial interés en las frutas y hortalizas mínimamente procesadas que generalmente se consumen crudas, ya que pueden estar expuestas a diferentes tipos de contaminación por peligros microbiológicos y/o químicos, los cuales pueden ocurrir desde la producción primaria. Esto se debe al mal uso de plaguicidas durante la siembra, al incremento de la contaminación ambiental en los cultivos y a la falta de buenas prácticas de higiene durante la cosecha, hasta llegar a las plantas de empaque, donde los alimentos pueden contaminarse debido a instalaciones sanitarias inadecuadas o por el uso de agua no apta para consumo humano en los procesos, así como el uso de hielo no potable y las malas prácticas de higiene y sanidad del personal.

 

La demanda por alimentos inocuos ha llevado a intensificar las acciones de vigilancia y control sanitario, tanto en México como en EE.UU., con el fin de ofrecer a la población alimentos que no representen un riesgo para su salud. Adicionalmente, ambos gobiernos han trabajado en conjunto con el fin de establecer acuerdos que refuercen la implementación de programas de inocuidad en la producción, procesamiento, almacenaje y transporte de alimentos.

 

El 21 de julio de 2014, la Comisión de Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS),  el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), firmaron un acuerdo para crear nuevas estrategias que permitan el intercambio de información y trabajos en colaboración para promover la inocuidad de los productos agrícolas frescos.

 

De manera conjunta, estas instituciones han colaborado en la atención a emergencias de seguridad alimentaria a través del intercambio de información, de tal manera que ha sido posible identificar las causas de brotes de enfermedades transmitidas por alimentos reportados por la FDA y prevenir su recurrencia a través de la vigilancia de los proveedores en campos regulados por SENASICA, así como de las plantas empacadoras/procesadoras reguladas por la COFEPRIS.

 

Como parte de la estrategia alineada para evitar la contaminación de alimentos y minimizar los casos de brotes alimentarios, la COFEPRIS, a través de la Comisión de Operación Sanitaria, ha llevado a cabo reuniones de cumplimiento sanitario para hacer énfasis en la implementación de Buenas Prácticas de Higiene y su impacto en la prevención de enfermedades transmitidas por alimentos. Asimismo, ha impartido capacitaciones a las Autoridades Sanitarias Estatales con el fin de establecer una misma línea para la verificación de las plantas procesadoras o empacadoras de frutas y hortalizas y se han llevado a cabo visitas de verificación sanitaria en conjunto, las cuales son compartidas con la FDA y SENASICA. Adicionalmente, las tres dependencias trabajan en la armonización de los aspectos analíticos, para estar en posibilidades de determinar con certeza los peligros microbiológicos y químicos que pueden presentarse en estos productos.

 

Como resultado de esta colaboración, se han establecido acuerdos que permiten ofrecer una garantía de inocuidad en la exportación de frutas y hortalizas. Una de las principales acciones llevadas a cabo es la creación por parte de la FDA de la “Lista verde”, donde se listan empresas mexicanas que podrán exportar cilantro a los Estados Unidos de América. Para poder ingresar a dicho listado, las plantas procesadoras o empacadoras que exportan cilantro deben ser verificadas por COFEPRIS, cumplir con las Buenas Prácticas de Higiene y deben encontrarse en el “Listado de establecimientos procesadores de cilantro exportadores a los EE.UU.” Además, estas plantas deben contar con proveedores reconocidos por SENASICA en su “Listado de proveedores confiables que aplican las medidas para prevenir o reducir los riesgos de contaminación microbiológica en la producción primaria de hortalizas”.  A la fecha, la “Lista Verde” cuenta con 10 empresas agrícolas, las cuales cumplen con la normatividad de ambos países y se incrementa considerando el cumplimiento regulatorio de los productores.

 

Cabe mencionar que actualmente y derivado de estos acuerdos de coordinación, la COFEPRIS está implementando la Estrategia Nacional de Control Sanitario en Frutas y Hortalizas, con la finalidad de garantizar la inocuidad de los productos agroalimentarios, tanto para consumo nacional como para su exportación.

 

La coordinación SENASICA-COFEPRIS-FDA busca enfocarse en la aplicación de prácticas preventivas con la finalidad de evitar la aparición de brotes de enfermedades transmitidas por alimentos y por consiguiente reducir los retiros de producto del mercado a miras de aumentar la confianza en la industria alimenticia.

 

La COFEPRIS, como parte de este trabajo coordinado con la FDA y SENASICA, está comprometido con el aseguramiento de la inocuidad de los alimentos comercializados en territorio nacional, así como los destinados a la exportación, por lo que seguirá trabajando en implementar medidas preventivas y de verificación en cumplimiento de las normas y prácticas recomendables para el procesamiento de productos agrícolas, con el fin de garantizar que los alimentos comercializados no representen un riesgo para la salud de la población.

Referencias:

    FDA (2014).The United States and Mexico sign statement of intent to strengthen produce safety. Estados Unidos de América: FDA. Disponible en: http://www.fda.gov/newsevents/newsroom/pressannouncements/ucm406607.htm. Consultado el 15 de diciembre de 2016.

    FDA (2016). Import alert 24-23: Detention without physical examination of fresh cilantro from the State of Puebla, Mexico. Estados Unidos de América: FDA. Disponible en: http://www.accessdata.fda.gov/cms_ia/importalert_1148.html. Consultado el 15 de diciembre de 2016.

 

 

Beneficios de las acciones que COFEPRIS realiza.


VIDEOS


 

LO MÁS RECIENTE

 

 

 

 

TE RECOMENDAMOS