Autora:

Ing. Enriqueta Sagrario Pérez García
Gerente de Plaguicidas y Nutrientes Vegetales

 

Fecha de publicación: 28 de abril de 2017

La salud ocupacional es fundamental para el desarrollo de un país, sus acciones están encaminadas a promover y mantener el mayor grado de bienestar físico, mental y social de los trabajadores, en todas las profesiones donde se realicen trabajos remunerados o no. El no protegerlos contra riesgos a la salud causados por las exposiciones a factores físicos, químicos o biológicos conlleva a la ruptura del estado de salud causando enfermedades y accidentes de trabajo. La evaluación de riesgos a la salud es un proceso destinado a identificar y localizar los posibles riesgos para la seguridad y salud de los trabajadores y a realizar una valoración de los mismos para priorizar su corrección.

Palabras claves: riesgo, factores físicos, químicos o biológicos, enfermedades.

 

La salud ocupacional es materia de salubridad general y compete a la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) llevar a cabo acciones de vigilancia, prevención y control en la salud ocupacional en concordancia con la normatividad.


La salud ocupacional de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), “es una actividad multidisciplinaria dirigida a promover y proteger la salud de los trabajadores, mediante la prevención y el control de enfermedades y accidentes y la eliminación de los factores y condiciones que ponen en peligro la salud y la seguridad en el trabajo. Además, procura generar y promover el trabajo seguro y sano, así como buenos ambientes y organizaciones de trabajo, realzando el bienestar físico, mental y social de los trabajadores y respaldando el perfeccionamiento y el mantenimiento de su capacidad de trabajo. A la vez que busca habilitar a los trabajadores para que lleven vidas social y económicamente productivas y contribuyan efectivamente al desarrollo sostenible. La salud ocupacional permite su enriquecimiento humano y profesional en el trabajo”.


Como pueden ver, el campo de la salud ocupacional está dirigido hacia los trabajadores, independientemente de su actividad, oficio u profesión -sea comercial, industrial o de otra índole- del sitio de trabajo, de su ubicación -urbana o rural-, su edad o sexo. No interesa que el trabajo sea remunerado (empleado) o no, cuando dicho trabajo y actividades se realicen en centros de trabajo cuyas relaciones laborales estén sujetas al apartado “A” del artículo 123 constitucional, las autoridades sanitarias trabajarán de manera coordinada con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y cuyo actuar se enfoca en fortalecer la salud de los trabajadores para prevenir y controlar las enfermedades y accidentes. Estas acciones requieren de la  intervención de la higiene industrial, la medicina del trabajo, la seguridad, la epidemiología, entre otras.

 

¿CÓMO EVALUAR LOS RIESGOS EN SALUD OCUPACIONAL?


Como parte del trabajo que se realiza en salud ocupacional, se evalúan los riesgos a los que están expuestos los trabajadores en el lugar de trabajo, lo cual es una herramienta fundamental para prevenir daños a su salud.


Con la evaluación del riesgo podemos estimar la magnitud y determinar qué está causando daño o lesión al trabajador y si los riesgos identificados pueden eliminarse o controlarse.
Existen diferentes metodologías para evaluar los riesgos, pero básicamente comprenden los siguientes pasos:

 

1. Identificar los riesgos y a los trabajadores que estén expuestos.- Esto se logra haciendo un recorrido en el lugar de trabajo, identificando los factores físicos, químicos, biológicos u otros que pueden causar daño. También se entrevista al trabajador, se documentan los efectos a corto y largo plazo, las vías de ingreso y se evalúan expedientes.


2. Medir y evaluar los riesgos para asignar prioridades.- Nos podemos apoyar de un monitoreo biológico, el cual consiste en tomar -en un momento determinado de la jornada de trabajo- muestras de sangre, orina u aire exhalado y comparando los resultados con los Índices Biológicos de la Exposición (NOM-047-SSA1-2011). Además, podemos detectar y determinar las vías de absorción (inhalación, piel o ingestión), la distribución y acumulación en el organismo y reconstruir exposiciones anteriores en ausencia de otras mediciones de exposición. También se debe de tomar en cuenta el estudio de los agentes químicos contaminantes del ambiente laboral, esto nos permite evaluar la exposición por la inhalación de las sustancias químicas en ese puesto de trabajo (NOM-010-STPS-2014).


3. Eliminar y/o controlar los riesgos.- Si es posible, se eliminan los riesgos o se controlan de manera que no comprometa la salud de los trabajadores, esto se logra implementando medidas técnicas y administrativas que van desde modificar procedimientos, mantenimientos correctivos y preventivos, sustituir sustancias químicas por otras de menor riesgo, sustituir o aislar procesos, maquinaria y equipo, instalar sistemas de ventilación, proporcionar equipo de protección adecuado, instalar vestidores, regaderas, capacitar al personal, etc.

 

4. Seguimiento de las medidas preventivas.- Se debe dar seguimiento periódico a las medidas implementadas y mantener los programas de vigilancia a la salud de los trabajadores, de acuerdo a los riesgos a los que están expuestos.

 

Según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), las enfermedades de trabajo más comunes según naturaleza de la lesión en 2015 son: la sordera parcial o total, dolores de espalda, enfermedades musculo-esqueléticas, enfermedades respiratorias -debido a la inhalación de gases, humos, vapores y sustancias químicas-, enfermedades transmisibles causadas por exposición a agentes patógenos, intoxicaciones, problemas de la piel, síndrome del túnel carpiano, trastornos mentales y del comportamiento, enfermedades circulatorias, asma, cáncer atribuible a la exposición a sustancias peligrosas y enfermedades circulatorias.


Pasamos aproximadamente una tercera parte de nuestra vida en el lugar de trabajo, el mantener buenas condiciones de trabajo produce efectos positivos para nuestra salud.


La salud de los trabajadores es un requisito esencial para los ingresos familiares, la productividad y el desarrollo económico, por consiguiente, es un tema importante para el país. Las nuevas formas de trabajo, la globalización de la economía, la transferencia de tecnología y las demandas de productividad, nos llevan a desarrollar y aplicar nuevas estrategias y soluciones para los peligros y riesgos que ya conocemos, así como para los nuevos riesgos de trabajo que están surgiendo y que afectan drásticamente la salud. Son retos que la salud ocupacional debe abordar con un enfoque preventivo. La prevención comienza situando a la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores en el centro de las políticas nacionales en todos los niveles.


La salud de la población es la base para el progreso de un país.

 

 

Referencias:

1. Ley General de Salud, Última Reforma DOF 27-01-2017.

2. REGLAMENTO de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios. DOF-13-04-2004.

3. NORMA Oficial Mexicana NOM-047-SSA1-2011, Salud ambiental-Índices biológicos de exposición para el personal ocupacionalmente expuesto a sustancias químicas.

4. NORMA oficial mexicana NOM-048-SSA1-1993, Que establece el método normalizado para la evaluación de riesgos a la salud como consecuencia de agentes ambientales.

5. NORMA Oficial Mexicana NOM-010-STPS-2014, Agentes químicos contaminantes del ambiente laboral reconocimiento, evaluación y control.

6. A Nieto, Héctor (2005). Manual de Salud Ocupacional.  Ministerio de salud. Dirección General de Salud Ambiental. Dirección Ejecutiva de Salud ocupacional. Organización Panamericana de la Salud – (Lima-Perú) 2005, Pp. 1-37.

7. Organización Mundial de la Salud (2001) Salud ocupacional pata Todos.- Estrategia Mundial, El camino de la salud hacia el trabajo. Ginebra 1995.

8. Jorma Rantanen (2003) “Visión del futuro de la salud ocupacional y el trabajo en la sociedad de la información”, Revista Latino Americana de la Salud en el Trabajo, vol. 3 núm 1, enero-junio, pp.9-10.

9. Coordinación de Salud en el Trabajo (2015) Unidad de Atención Primaria a la Salud, Base de Riesgos de Trabajo 2015, http://www.imss.gob.mx/conoce-al-imss/memoria-estadistica-2015.

10. Forastieri Valentina (2005). “Desafios y Propuestas en Seguridad y Salud en el Trabajo, Insumos para el Foro de Empleo”. Oficina Internacional del Trabajo, Mayo 2015, pp. 1-21.

 

 

 

 

 

Recomendaciones para el cuidado de la salud en el día a día


VIDEOS


 

LO MÁS RECIENTE

 

 

 

 

TE RECOMENDAMOS