Autores:

M en C. Rocío del Carmen Alatorre Eden Wynter
Comisionada de Evidencia y Manejo de Riesgos

M en C. Guadalupe De la Luz González
Subdirectora Ejecutiva de Valuación Económica y Análisis de Impacto

 

Fecha de publicación: 28 de abril de 2017

La población se encuentra expuesta a la radiación ultravioleta (Radiación UV) procedente del Sol y de numerosas fuentes artificiales. La exposición a la radiación solar ultravioleta potencialmente puede provocar en el ser humano efectos agudos y crónicos en la salud de la piel, los ojos y el sistema inmunológico. México es un país con alta incidencia de radiación solar en la mayor parte de su territorio, siendo el norte del país de las más soleadas del mundo. La protección efectiva contra esta radiación es una importante tarea para proteger riesgos derivados de le exposición.

Palabras clave: Radiación, ultravioleta, Sol, melanoma, cáncer de piel.

 

Radiación solar en México

La radiación solar son las ondas electromagnéticas que se reciben del Sol y que permiten la transferencia de energía a la superficie terrestre; las ondas de alta frecuencia de esta radiación son llamadas radiación ultravioleta (Radiación UV), las cuales hacen posible procesos como el de la fotosíntesis.


La radiación solar que incide en la superficie terrestre depende de diversos factores, tales como la latitud, la altura, las condiciones atmosféricas y climatológicas (por ejemplo, nublado), entre otros. Lo anterior provoca que las diferentes regiones tengan diferentes niveles de radiación solar. En la siguiente imagen se puede observar el cinturón solar (en amarillo), que representa las zonas con mayor radiación en el planeta, de la cual gran parte del territorio nacional forma parte (Figura 1).

 

Figura 1. Radiación solar a nivel mundial

Promedio de tres años de radiación solar
Fuente.- Modificado de PROFECO, 2016.

 

México es un país con alta incidencia de energía solar, el norte de su territorio es de los más soleados del mundo. La mitad del territorio nacional presenta una insolación promedio de 5.3 KWh/m2/día, suficiente para satisfacer la necesidad de energía de un hogar mexicano promedio. Esto nos coloca en una situación muy favorable para el uso de la energía solar, pero también puede representar algunos riesgos a la salud.

 

Figura 2.- Radiación solar promedio diaria en el territorio nacional.

Fuente.- Sistema de Sistema de Información Geográfica para las Energías Renovables en México (SIGER) del Instituto de Investigaciones Eléctricas.

 

Exposición a la radiación UV

Todos estamos expuestos a la radiación UV procedente del Sol y de numerosas fuentes artificiales. El Sol emite distintos tipos de radiación con diferente longitud de onda que se miden en nanómetros (nm): luz, calor y radiación UV; ésta última se divide en UVA (315–400 nm de longitud de onda), UVB (280–315 nm de longitud de onda) y UVC (100–280 nm de longitud de onda).


Cuando la luz solar atraviesa la atmósfera, el ozono, el vapor de agua, el oxígeno y el dióxido de carbono presentes en ella, absorben toda la radiación UVC y aproximadamente el 90% de la radiación UVB. Por esta razón, los rayos ultravioleta recibidos a nivel de suelo son 95% UVA y 5% UVB.


En cantidades pequeñas, la radiación UV es benéfica para la salud, ya que desempeña una función esencial en la producción de vitamina D; sin embargo, una exposición prolongada a la radiación solar puede representar un factor de riesgo para la ocurrencia de algunas mutaciones y de diferentes tipos de cáncer de piel, como son los melanomas y carcinomas en células basales y escamosas.


En general, entre los  riesgos de la exposición excesiva a la radiación UV se encuentran:

Las quemaduras solares y envejecimiento acelerado de la piel.

Cataratas y algunas enfermedades oculares que pueden producir ceguera.

El melanoma cutáneo maligno puede aparecer muchos años después de una exposición excesiva a la Radiación UV.

Se ha comprobado que las radiaciones UV aminoran la eficacia del sistema inmunitario.

 

En la Ciudad de México, por su altitud, se recibe 35 por ciento más radiación que en las costas, sin embargo, el daño se incrementa en las playas porque en general se usa menos ropa que cubra de los rayos solares.

 

Medidas de prevención

La OMS fomenta seis medidas simples para asegurar un disfrute saludable del sol:

Protege a los niños. Ellos son especialmente vulnerables a la radiación UV y suelen pasar más tiempo al aire libre que los adultos. Se recomienda que los menores de un año permanezcan preferentemente a la sombra.

Reduce la exposición al sol del mediodía. Los rayos UV solares son más intensos entre las 10 y las 14 horas, por lo que se recomienda reducir la exposición al sol durante este periodo.

Aprovecha la sombra. Busca los lugares sombreados cuando los rayos UV son más intensos. Puedes utilizar la siguiente regla: observa tu sombra, si es corta busca refugio.

Usa ropa protectora. Los sombreros de ala ancha y la ropa suelta protegen del sol. Las gafas de sol que filtran toda la radiación UV-A y UV-B reducen el riesgo de lesiones oculares.

Usa filtros solares. Utiliza filtros solares de amplio espectro con un factor de protección de 15 o más y re-aplícalo cada dos horas o después de trabajar, nadar, jugar o hacer ejercicio al aire libre, esto puede ayudar a reducir los efectos cutáneos nocivos de la radiación UV. No obstante, no debes prolongar tu exposición al sol, aunque hayas utilizado un filtro solar.

Conoce el índice UV. Éste es una medida de la radiación UV. Cuanto mayor sea el índice, mayor es el riesgo de lesiones cutáneas y oculares. Utilízalo para planificar tus actividades al aire libre; cuando sea igual o superior a 3 (radiación moderada) debes tomar medidas de protección.

 

En la Ciudad de México el índice ultravioleta se puede consultar en el sitio:

www.aire.cdmx.gob.mx Última hora Índice UV

Al igual que se acude al dentista un par de veces al año, hay que asistir al dermatólogo para prevenir el cáncer de piel, sobre todo si hay factores de riesgo: antecedentes de quemaduras solares, de cáncer de piel de un familiar en primera línea o personas con muchos lunares (UNAM, 2016).


Recuerda: Evita la exposición excesiva a la luz solar

 

Referencias:

Ciudad de México-Secretaría de Medio Ambiente-Sistema de Monitoreo Atmosférico. Índice ultravioleta http://www.aire.cdmx.gob.mx/default.php?opc='YqBinmI=' (consultado el 24 de febrero de 2017).

Organización Mundial de la Salud, Organización Meteorológica Mundial, Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Comisión Internacional de Protección contra la Radiación no Ionizante. Índice UV solar mundial: guía práctica. 2003.

Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), 2016. Calentadores solares de agua. Usa la energía solar a tu favor. http://www.profeco.gob.mx/encuesta/brujula/bruj_2016/bol325_calentadores_solares.asp (consultado el 4 de marzo de 2017)

UNAM-Dirección General de Comunicación Social. Boletín UNAM-DGCS-486. El Cáncer de Piel, Un Problema de Salud Pública, 2016. http://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2016_486.html

WHO. Health effects of UV radiation. http://www.who.int/uv/health/en/

WHO. Solar ultraviolet radiation: global burden of disease from solar ultraviolet radiation. Environmental burden of disease series; No. 13. 2006. http://www.who.int/uv


 

 

Temas de salud relacionados con la temporada


VIDEOS


 

LO MÁS RECIENTE

 

 

 

 

TE RECOMENDAMOS